LA PERSECUCIÓN POLÍTICA A RAFAEL CORREA.

A Rafael Correa, Jorge Glas entre otros ex ministros del Gobierno y ex asambleístas de Alianza País y a más una decena de empresarios, son acusados por la Fiscalía General del Estado, por la Fiscal 10/20 por presunto delito de COHECHO, delito que está tipificado en el artículo 280 del COIP, el mismo que tiene una pena de uno a siete años según el caso, no tiene prescripción, ni tampoco existe el principio de intermediación – fue eliminado por la consulta inconstitucional del  2018-; es decir que se puede juzgar sin estar presentes los implicados.

La Fiscal 10/20, Diana Salazar haciendo el papel más ridículo de la historia jurídica del Ecuador, sostiene el mal llamada caso “Sobornos 2012-2016”,  en base a la delación anticipada que hizo Pamela Martínez, ex – asesora presidencial del Gobierno de Correa, esta persona “negoció” su pre libertad, incriminando a Correa como el líder de una supuesta organización criminal corporativa de sobornos, es decir, ella lo acusa de ser el “cabecilla” de una banda para cometer delitos, aprovechándose de  su cargo de Presidente de la República entre los años 2012 al 2016.

Esta acusación, sin prueba documental, que conste que Correa es el actor intelectual de COHECHO por más 7.7 millones de dólares, parece de ripley; pero se le cae el caso a la Fiscalía que recibe órdenes del #PeorGobiernoDeLaHistoria de #MorenoNebotYLasso para acusar y buscar sentenciar a Rafael Correa antes de septiembre para bloquear su participación en las elecciones 2021.

Volviendo al tema de la prueba, la Fiscalía, tiene como prueba madre de este proceso, un cuaderno escrito por Pamela Martínez, más conocido como el cuaderno de “Hello Kitty”, dice ella que están los registros de pago y entrega de dinero que daban los empresarios para financiar campañas de Alianza País y luego a estos se les devolvió el favor por contratos de grandes obras viales.

La Fiscalía debe probar primero la materialidad de los 7.7 millones dólares, es decir, ¿Dónde están? ¿En qué cuenta bancaria están depositados? ¿En qué se gastó o qué se compró con ese dinero de los supuestos sobornos?, pero la Fiscalía no tiene cómo probar.

Tribunal de Horror.

El Conjuez Iván León es el Presidente del Tribunal que lleva adelante la audiencia de juicio del caso “Sobornos 2012-2016”, donde está implicado el expresidente Rafael Correa, usa un estilo “amistoso y relajado” con la finalidad de pretender mantener el orden en el juicio, provoca malestar en los procesados, conductas que desdicen de la envestidura que representa, cabe indicar que a  los otros jueces no les hace gracia este comportamiento.

Por otro lado, su poca inteligencia emocional; en más de una ocasión se ha salido de casilla, abusando de su magistratura ha intentado hasta multar a los abogados de la defensa, es que parece una serie mal contada de lo que ocurre en este juicio, pero es así.

La Fiscal 10/20 se le está cayendo el caso de manera estrepitosa, tanto es así que renunció a 138 testigos de los 166 que anunció para justamente poder probar su “teoría del caso”, pero resulta que al sexto día de juicio de manera sorpresiva  terminó con sus pruebas testimoniales y pasó a las pruebas documentales, es decir, las “supuestas facturas” y el cuaderno escrito por Pamela Martínez.

Pero ella no renuncia a sus testigos de manera abrupta porque quiere, es obligada, porque seguramente se han enterado en Carondelet de lo poco preparada que está para ejercer la acusación y ante los 20 defensores – muy preparados – de la otra parte,  está quedando como una perfecta ignorante del derecho.

Se presumiría que desde el Ejecutivo, recibió la orden de que renuncie a todos esos testigos que se ufanó tener, para así recortar los tiempos procesales y buscar de una manera más ligera una sentencia -que seguro ya la tienen escrita.

Nos preguntamos ¿Cómo la investigación de la Fiscalía, va a seguir sosteniendo que existió un sistema ilícito en la Función Ejecutiva, liderada por Correa, que obtenía recursos de contratistas del Estado para financiar el movimiento Alianza PAIS (AP), cuando el mismo Concejo Nacional Electoral  dice que todas las cuentas de AP y de sus campañas electorales están en regla?

Algo no cuadra aquí…. ¿Cómo prueban que él sobornó a gente inocente?

Otro argumento que llama la atención de la Fiscal 10/20 es que sostiene que los funcionarios públicos eran designados en sus cargos de forma estratégica. Es decir, que “iban cambiando en cada uno de los cargos de tal manera que se iba asegurando la continuidad de ese entramado” y así se iba configurando los sobornos… es decir, ahora penaliza el hecho que Rafael Correa, al ejercer sus atribuciones como Presidente,  haya nombrado a ministros y otras autoridades. Eso para la Fiscal 10/20 es una forma de delinquir; entonces todos los gobiernos, #ElPeorGobiernoDeLaHistoria de #MorenoNebtoYLasso, todos los que nombraron ministros son autores de muchos delitos.

Se duda de la imparcialidad del Tribunal, la defensa está  inconforme con los jueces, por lo que se presentó una  demanda de recusación, para separar  a los jueces del Tribunal del proceso, pero el sistema judicial está al servicio de la política de persecución del #ElPeorGobiernoDeLaHistoria, niega todo lo que pida Correa; por lo tanto, este recurso no prosperó.

Compañeros, pero eso no es todo, la cerecita al pastel, la pone Alexandra Mantilla, quien se presenta como “perito”, que la fiscal 10/20 llamó a testificar en contra de Correa, se ha convertido en otra  acusadora y juzgadora a la vez, faltando a su profesionalismo, cuando su trabajo solo es explicar al Tribunal lo que encontró en base a su peritaje sin dar criterios o posturas.

Pero al puro estilo de la serie de netflix “skandal” la supuesta perito se ha convertido en vocera de la fiscalía, como figura pública da entrevistas por los medios de comunicación para acusar a Rafael Correa. Esta supuesta “perito” debe ser tachada por los 20 abogados de la defensa y el Tribunal desechar su análisis criminológico por estar parcializada.


Ahora dice que Correa ha mandado amenazar a sus hijos por el análisis hecho, esta burda acusación, lo único que busca victimizarse, ella simplemente es otra actriz del “guion” escrito por el #PeorGobiernoDeLaHistoria y así poder mantener esta farsa de juicio.

Todo el País sabe que el único fin de este juicio es impedir que Rafael Correa pueda ser candidato en el 2021; por ello, pretenden tener una sentencia antes del 7 de septiembre del  2020, fecha de inicio de la inscripción de candidaturas.

Esta persecución atroz y brutal debe acabar!!

¡Dejen el miedo! A los adversarios políticos se les gana no con falsos Tribunales ni con mentiras e inventos, se les gana en las urnas con el voto que castigue o premie el pueblo.

¡El miedo los tienen tontos y ya no hay vergüenza de nada!

Pero venceremos!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *