Discapacidad moral, embulle complot por emisión de carnés

Como las burbujas de agua cuando hierve, así embullé el más reciente escándalo por complot de corrupción en torno a la emisión de carnés de discapacidad en varios personajes públicos como asambleístas, gobernadores, futbolistas profesionales y estrellas de la farándula, quienes lo han obtenido de forma ilegal con la intención de lograr conseguir beneficios personales y tributarios que establece la Ley Orgánica de Discapacidades, como la importación de automóviles sin aranceles y mejoras en las liquidaciones laborales. Efeméride que ha logrado superar los malos aptos en las compras públicas de insumos médicos con sobreprecios en el sistema hospitalarios del sector público del Ecuador por la crisis sanitaria por Covid-19.

En muchos de los casos para el ciudadano común, la corrupción por los contratos de insumos con incrementos es un asunto incierto y abstracto. En cambio, la afectación que se crea por la entrega dolosa de miles de carnés de discapacidad es una situación inexplicable y perceptible. Como afectados directos se impacientan y se indignan porque sobrellevando discapacidad a primera vista no han conseguido calificar tras pasar penurias y engorrosos trámites. Aquí cabe las siguientes preguntas: ¿Cómo los consiguieron? ¿Su discapacidad es real? ¿Será solo un pretexto para acceder a los beneficios que ofrece la Ley de Discapacidades? ‘Cómo se emplea en el argot popular’, el que tiene padrino se bautiza y el que más paga consigue lo que quiere de manera tramposa e inmediata.

En este sentido, el Servicio Nacional de Aduana del Ecuador (SENAE) reveló que, en los últimos dos años; es decir, 2018 y 2019, hubo un gran incremento en la importación de vehículos a través del beneficio para personas con discapacidad, donde se importaron 6.069, lo cual provocó una exoneración en el pago de aranceles de $66,21 millones. Por ello, la extitular de la SENAE, compareció ante la Comisión del Derecho de la Salud de la Asamblea Nacional que inició una investigación tras el escándalo sobre la importación de vehículos con el uso de carnés de discapacidad.

En torno a la importación de vehículos, se reveló que, en el 2018 se importó 1.476 vehículos nuevos y 163 usados; y en el 2019, se registró 4.022 carros nuevos y 408 usados. Que de todas esas importaciones el 74% de los trámites se concentró en las dos primeras escalas de la tabla de exoneración. Según la funcionaria el 54% (2.992 vehículos), nuevos exonerados han ingresado por el distrito aduanero de Quito; el 35% (1.898 vehículos), por el distrito de Manta; el 6% (342 vehículos) por Guayaquil marítimo; el 5% (253 vehículos), por Guayaquil aéreo; y, 13 vehículos por otros lugares.

La información proporcionada ante la Comisión de Salud determina que la principal concesionaria que importa este tipo de vehículos es Casabaca, con el 24% de participación que significa 1.302 vehículos. La Ley Orgánica de Servicio Público señala que, los servidores públicos deben ejercer sus funciones con apego a los principios de legalidad, eficacia, economía y eficiencia, rindiendo cuentas de su gestión. La sociedad debe exigir que así sea, de lo contrario estaría tolerando que se afecten sus derechos.

Asimismo el presidente Moreno, en semanas anteriores emitió algunas decisiones para contrarrestar estos actos de corrupción: la suspensión inmediata del proceso de exoneración de aranceles para estos casos; la detención de vehículos importados con carnés fraudulentos; una auditoría caso por caso del Ministerio de Salud; investigación, denuncia y sanción de los responsables; las placas de estos autos de personas con discapacidad tendrán un distintivo especial; y la revisión de los instrumentos legales para que los beneficios vayan a quienes realmente lo requieren. Esto tomará tiempo y quizá no se realice completamente dicho proceso.

Todos aquellos que, en el contexto de la pandemia, dicen defender la vida deberán contribuir a este cambio para generar una conciencia política responsable, ya que en el bienestar social está implícito el bienestar particular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *